18 de septiembre de 2008

MUSUBI AIKIKAI. LA HISTORIA ( 3 )


Se había formado la escuela Musubi Aikikai, que contaba con dos dojos. En Almagro y en Palermo. Obviamente hubo que cambiar los nombres de los mismos por los nombres actuales. También hacia fines del 2005 se creó la página web (www.musubiaikido.com.ar). En Almagro se comenzó con el turno tarde en el 2004, que se mantiene en la actualidad. Y al año siguiente se abrió el turno noche. Y este año el turno a la mañana. En febrero de 2006 se produce la mudanza de Dojang y quedamos en Barrio Norte, en ese mismo año se cierra el turno tarde y se lo muda al dojo de Almagro. Durante ese mismo año se consigue un nuevo dojo en Palermo en el turno tarde. Y en este año, se abrió oficialmente el turno para infantiles (ya que durante todo el 2006 se dictó clases particulares a los hijos de Martín P.).
El 2006 por lo visto, fue un año con cambios. Internos y externos. Es en ese año que decido separarme de la Fundación Aikido Argentina por varios motivos: el técnico, el aikido que se practicaba ya no era el que yo quería para mi y para mi escuela; lo humano, ya que los mensajes entre los directivos no eran claros. Tomo la decisión de seguir bajo la línea de Yamada sensei y por eso me acerco a la Organización Zanshin (www.aikidozanshin.com.ar).
Lo hice junto con la escuela de mi padre. Ambos con sus escuelas. Con el tiempo, creo que esa decisión fue un error. Al poco tiempo decido acercarme a la Federación Aikikai Argentina. Y gracias al Sensei Kurata soy aceptado nuevamente. Y estaré eternamente agradecido al sensei por la forma y la caballerosidad que tuvo para conmigo. Y así sigue la historia hasta estos días.
Obivamente que esta decisión produjo que varios alumnos dejaran la escuela. Pero, es algo que estaba calculado.
El 2007 fue un año particularmente dificil para la escuela puesto que muchos alumnos dejaron la escuela. Algunos por conflictos personales no resueltos y otros vaya uno saber el por qué, aunque los puede imaginar. Se fueron sin conflictos. Y así se produjo una nueva etapa en Musubi Aikikai, un análisis del trabajo como sensei que estaba realizando, como líder del grupo. No llegó a convertirse en una crisis personal porque era algo que lo estaba viendo venir. Entonces, a patir de ahí pude ir ajustando algunas cosas...mejorando.